Dejar de preocuparnos, empezar a ocuparnos

Una tarde de sábado. Una reunión de amigos. Una sobremesa y ... un montón de preocupaciones.

Hace unos dias estuve pasando un sábado genial #entreamigos, en una preciosa casa en algún lugar de la sierra madrileña, con unos anfitriones que te hacen sentir #comoentupropiacasa y un grupo de maravillosas personas (gente de esa con la que no tienes que esforzarte para todo fluya con facilidad) con  algo en común: hijos empezando la "cándida adolescencia*" .

Las horas se nos fueron sin  apenas percatarnos y estábamos tan  relajados y cómodos que, de forma espontánea enseguida salieron en la conversación las primeras  #preocupaciones. Primero sobre nuestros hij@s: el inicio en la sexualidad y el miedo a que las cosas pasen "antes de tiempo", el peligro de las redes sociales, la adicción a los juegos y los móviles, los primeros desplazamientos sol@s, el riesgo de las drogas y el acohol, la suerte al escoger a los amigos, la buena o mala decisión alimentaria, incluso el inglés y la conveniencia o no de salir al extranjero!...para después, poco a poco adentrarnos en las GRANDES PREOCUPACIONES: la pérdida de la inocencia, la autoestima, la falta de valores, el excesivo culto a la imagen  y el "postureo" desarrollado por influencia de Instagram (con la anorexia o la bulimia como problema de fondo y la pérdida del foco en el valor de la persona), el desinterés, la falta de motivación, la responsabilidad en casa o el aumento del machismo entre los jóvenes.

Imagen gratuita obtenida de www.freepik.es
Más tarde, casi sin querer, la conversación se desviaba hacia las vidas adultas, y entonces las preocupaciones dieron un giro hacia cómo sacar más tiempo para uno mismo, la prisa, el estrés de tener la agenda llena de compromisos de todo tipo,  sociales, de trabajo, el tener que ser perfectos...La #hiperactividad de la sociedad actual que nos deja sin aliento al terminar el día...

De repente, alguien dijo - y ¿qué podemos hacer?.

Esto me dejó pensando...y al mismo tiempo, me acordé de algo que me había comentado unos dias antes otra buena amiga Efectiva y definitivamente hay que dejar de preocuparnos y empezar a ocuparnos.

Ocuparnos de hacer cosas concretas para que esto no se nos vaya de las manos. Algo como empezar por coger una libreta y anotar por orden aquello en lo que deberíamos centrar el foco y pensar en ideas concretas para ponerlo en marcha. Algo como preguntar, informarnos, buscar soluciones. Por suerte, vivimos en un momento histórico en el que hay millones de recursos a nuestro alcance a golpe de un click y en el que estamos tan conectados que podemos llegar hasta esa persona que nos puede ayudar casi sin esfuerzo.

Ponernos a pensar en aquello que podemos hacer, pero también en lo que debemos dejar por el camino para que lo importante pase a primer lugar: adelgazar la agenda, liberar compromisos, dejar de hacer aquello que nos absorve energía  para poder centrarnos en lo que nos importa . Buscar ayuda, cambiar las normas, romper una vieja costumbre y marcarnos una meta, un objetivo, un proyecto y disponer de la energía suficiente para ...

No me atrevo a deciros qué funciona o qué no, pero puedo acercaros a  algunas reflexiones que me encantan para que os sirvan de #inspiración. Como se dice en este video que os traigo hoy y que no podéis dejar de ver,  se trata de aprender a educar y a vivir de una forma distinta pero sobre todo, hay que pensar que sólo desde una perspectiva optimista es posible.

Espero que os inspire tanto como a mí (25 minutos).


Hasta el siguiente post, gracias por leerme!

(* Maravillosa descripción de esta etapa de la vida de la película "Memorias de Africa")

Comentarios

  1. Me ha encantado este enlace. Estupenda tu entrada sobre las preocupaciones. Y sobre todo el mensaje: Ser optimistas. Yo añadiría: intentar cambiar lo que no nos gusta.
    Un abrazo Anita.
    P.D. Te propongo otra entrada: Regalar libros a preadolescentes es una excelente idea.
    Gracias. Eres superdetallosa!.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por comentar lo que te haya inspirado este post!

Entradas populares